ESTAR CIEGO

Publicado: 26 mayo, 2009 en Sin categoría
Si tus ojos no son capaces de apreciar la belleza lo mismo te valdría no tenerlos.
El Moisés de Miguel Ángel no mira perplejo a su pueblo después de bajar  del monte Sinaí sólo porque adoren el famoso Becerro de Oro. Los mira perplejo porque no entiende cómo teniendo tanta belleza alrededor con aquel paisaje de hermosas playas y montañas,  prefieran adorar a una estatua- ¡Imbéciles! Parece que dice.
Anuncios
comentarios
  1. sonia dice:

    Bueno, pero ellos no tienen la culpa de no tener ojos para la belleza… seguramente esos ojos pueden abrirse más y más cada vez, si se tiene la suerte de contar con alguien que te limpie las legañas, jejejeje Impresionante la escultura del MoisesUn beso

  2. ananias dice:

    Cierto, cierto. Es necasario que alguien o algo te limpie las legañas. Además no culpabilizaba, sino más bien intentaba \’\’ver\’\’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s