LA PREPOTENCIA.

Publicado: 27 octubre, 2009 en Sin categoría
La prepotencia es una defensa, o diría mejor, una aparente defensa ante lo externo. Una coraza inútil que termina por adherirse al cuerpo de tal forma que llega un momento de no saberse distinguir la coraza del verdadero rostro, del verdadero cuerpo. Esa coraza inmensa ha pasado a convertirse en personalidad. ”Persona" significa máscara en latín, pero esa personalidad es más que una máscara, por eso la llamo coraza. Es una cárcel autoimpuesta y por eso la peor de las cárceles, pues se han comido la llave pero ni siquiera se ha digerido bien. Se encuentra en el estómago y las tripas produciendo úlceras sangrantes.
El sobrado, es decir el propotente o la prepotente porque no conoce de géneros ni dudas, o dice no conocerlos más bien, no es capaz de mirar a los otros sin temerlos, ni siquiera a sí mismo, sin construir una fortaleza de cartón piedra. No es capaz de admitir su desnuda e imprescindible miseria.
Cuando puede sentir se re-siente. Cuando puede amar se distancia. Se clava solitario sobre su promontorio de  excrementos
personales, y allí se va hundiendo hasta que le llegan al cuello, y es entonces, sólo entonces, cuando pide auxilio. Pero tal vez ya es demasiado tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s