ESTATUA DE SAL

Publicado: 30 noviembre, 2009 en Sin categoría

Tengo una amiga anarquista, pero anarquista de sindicato, de hermanos anarquistas y amigos anarquistas. Nos vemos poco, realmente muy poco. Casi siempre en algún concierto o manifestación. Las pocas veces que hemos coincidido le han servido para  construir una idea sobre mí absolutamente cerrada a posibilidades. Dentro de esa idea (al menos la parte que conozco porque me la comentó) está que soy un tipo que nunca baila y sólo habla con éste y aquel, o sea, que soy un tipo absolutamente frío y poco emocional porque me ha visto en esa disposición las veces que me ha visto. Como no tengo que demostrar nada a nadie, y menos a ella, resultaría absurdo explicarle que si no me ha visto bailar es sólo porque en esos conciertos no me ha salido del… pero que si me saliera eso, o lo que fuera, lo haría, y lo he hecho. Y eso que bailo peor que un perro cojo pero cada vez más la palabra ridículo me parece ridícula. El hecho de que ella me vea así, y yo a ella de ninguna forma, salvo de anarquista pero porque es casi como si lo llevara escrito en la solapa, me muestra a mí mismo que no soy igual y me alegra. Que no ando ( o intento,) con miedos por la vida y por eso no me creo ideas cerradas sobre los demás, y menos creyéndolos conocer del todo por tener más información sobre alguien. Aunque cada vez me interesa menos esa ‘’información’’ pues nunca he tenido ni vocación de policía, ni de empresario, ni de prejuicioso.  Además el tiempo te da conocimiento para descubrir que muchas posturas aparentemente serias no son más que apariencias vacuas sin contenido alguno. Sólo veo que para algunos anarquistas como mi amiga y otros ‘’libertarios’’ he sido demasiado comunista o simplemente raro, para algunos comunistas demasiado anarquista, o en otros aspectos demasiado o poco de  lo que  algunos consideran ‘’conveniente’’ (¡qué chiste!). Y me encanta ser demasiado esto o muy poco lo otro, aunque el precio sea a veces la soledad y la desconfianza. Los autoconsiderados, muchas veces inconscientemente, portavoces o dignos representantes de algo inquebrantable,  se suelen construir una cárcel de supuesta seguridad, supuesta, porque si la tuvieran no reaccionarían así con los demás.  Lo gracioso es que en el caso de los que se dicen marxistas su cárcel sea tan poco dialéctica, es decir, paradójicamente tan poco marxista.

A lo largo de mi vida he visto tantos seguros de sí mismos traicionar esos ideales que tan fanáticamente decían defender, o incluso volverse fanáticos de lo que en un principio les parecía el incuestionable enemigo, que veo pocas diferencias ya entre fanatismos se llamen como se quieran llamar. Y sobre todo uno que en apariencia (otra apariencia engañosa) no lo es como el nihilismo. Los que dicen no creer en nada luego suelen encubrir mayores estúpidas creencias. Y tenía razón Cherteston cuando decía, porque era un conservador, que si dios había muerto era porque ahora se creía en cualquier tontería. Y en última instancia las más importantes decisiones que tomamos, una de ellas nuestras creencias o criterios, no son racionales sino obedecen a miedos y emociones no racionales. Recuerdo un compañero de clase posmoderno y cínico que se burlaba de mí (según él) por excesivo politicismo. Viajó un verano a San Sebastián, tuvo una romance con una abertxale (nacionalista vasca), y al regresar lo que me reprochaba era mi poco politicismo y apoyo en su nuevo lenguaje aprendido ‘’ a la lucha del pueblo de euskalerría’’…

Me alegra  poder aprender lecciones observando a los demás y no repitiendo comportamientos que considero equivocados. Me alegra porque no es lo común. Y aunque mi órgano más pecaminoso siga siendo la lengua debido a la adquisición de malas costumbres a veces hasta irracionales, intento evitarlo, y no mirar atrás como hizo la esposa de Lot cuando miró a Sodoma la ciudad pecadora y se convirtió en estatua de sal. Ni quiero ser una estatua de sal ni quiero ver a los demás como si lo fueran.

  http://es.wikipedia.org/wiki/Lot_%28b%C3%ADblico%29

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s