Archivos de la categoría ‘Música’

Sister morphine

Publicado: 23 agosto, 2010 en Música, Sensaciones

La justicia
sólo está en la mente de las personas. No hay leyes ni justicia más allá de las
mentes; sólo proyectamos esa justicia y esas leyes en donde queremos verlas. Pero por ello no tiene menos valor sino diría que más.
Cuando se produce algo que consideramos injusto creemos, y deseamos, que se haga justicia y si no es humana al menos una justicia ‘extrahumana, para el que crea en lo ‘extrahumano’. Mi tío abuelo (el hermano de mi madre) hace unos años
se arrojó desde el balcón del hospital. Simuló una enfermedad para que lo
ingresaran. Toda su vida había vivido en su casa familiar, toda su vida de más de ochenta años. Y sólo unos meses en el asilo le produjo una depresión insoportable. Uno de sus familiares le hizo firmar no sé qué papel para quedarse con la casa y lo metió en un sitio de esos con nombres tan pintorescos como ‘’la última morada’’, o ‘’la apacible espera’’.  Hace unos días mi madre me confesó que no murió en el acto; estuvo sufriendo varias horas tras el golpe contra el suelo. La casualidad quiso que me enterara de la noticia mientras escuchaba una canción de los Rolling. Una canción que estuvo únicamente prohibida en España del disco ‘Sticky fingers’’ (dedos pegajosos), porque era la referencia más clara a una droga.
Sister Morphine  (hermana morfina) se titula la canción, dicen que con letra de la que entonces era novia de Jagger, Marienne Faithful; como dato curioso les diré que Marienne Faithful es descendiente de Sacher Masoch, escritor de donde proviene la palabra ‘masoquismo’. La letra de la canción habla de un tipo que va a fallecer en un hospital y le pide a la ‘hermana morfina’ que le libre de los dolores así que no pude evitar relacionarlo, y después de enterarme de su agonía más.

Les traduciré
la canción al español:

 Aquí estoy en la cama de un hospital.

Dime
hermana morfina

¿Cuando
vendras a visitarme otra vez?

Oh, no
creo pueda aguantar tanto.

Oh, ya ves
lo fuerte que es mi dolor.

 

El
chillido de la ambulancia se mete en mis oidos.

Dime
hermana morfina

¿Cuando
tiempo llevo aqui? ¿Que estoy haciendo en este lugar?

¿Porque el
doctor no tiene rostro?

Oh, no
puedo arrastrarme por el suelo.

¿No ves
hermana morfina que solo intento ligarte?

 

Acabo de
darme cuenta

que las
cosas no son lo que parecen,

por favor hermana
morfina convierte mi pesadilla en sueños.

¿No ves lo
rápido que me voy, y que este chute será el último?

 

Por favor
prima cocaina, pon tus frias manos en mi cabeza.

Ah, que
venga la hermana morfina, sería mejor

que me
hiciera la cama, tu sabes y yo se,

que por la
mañana estaré muerto.

Si puedes
sentarte, si, puedes mirar como las

límpias
sábana blanca se manchan de rojo.

(M. Jagger/K. Richards/M. Faithfull) 

Here I lie in my hospital bed 

Tell me, Sister Morphine, when are you coming round again? 

Oh, I don’t think I can wait that long 

Oh, you see that I’m not that strong 

The scream of the ambulance is sounding in my ears 

Tell me, Sister Morphine, how long have I been lying here? 

What am I doing in this place? 

Why does the doctor have no face? 

Oh, I can’t crawl across the floor 

Ah, can’t you see, Sister Morphine, I’m trying to score 

Well it just goes to show 

Things are not what they seem 

Please, Sister Morphine, turn my nightmares into dreams 

Oh, can’t you see I’m fading fast? 

And that this shot will be my last 

Sweet Cousin Cocaine, lay your cool cool hand on my head 

Ah, come on, Sister Morphine, you better make up my bed 

‘Cause you know and I know in the morning I’ll be dead 

Yeah, and you can sit around, yeah and you can watch all the 

Clean white sheets stained red.

Canciones para los niños muertos.

Publicado: 30 julio, 2010 en Música

id=”msgcns!EA907DB0CA0A5DB7!856″ class=”bvMsg”>

No sabría decirte si hay algo peor que la muerte de un niño. Esta obra fue como una maldición para Mahler pues no sólo se murió su hija pequeña más tarde sino que aquello le valió la separación de su esposa.

SEÑOR RAY CHARLES ROBINSON

Publicado: 3 diciembre, 2009 en Música

Señor  Ray Charles:

Si hay algo de lo que me siento orgulloso en mi vida es sin duda haber ido a uno de sus conciertos porque todo el rato fui consciente que escuchaba y veía  a uno de los grandes. Recuerdo que fue toda una aventura. Hacer autostop yo sólo sin ser siquiera un quinceñero. No tener ni un céntimo para la entrada. Que una pareja que se marchaba porque  no le gustaba el grupo telonero me regalara una entrada y también al único otro que andaba allí conforme al menos con escuchar algo. Cuando después de escuchar unos temas de su ‘’Big Band’’ vestida de impecable blanco lo presentaron de forma tan espectacular y apareció agarrado del brazo de otro ¡Casi me salió el corazón por la boca de la emoción! Tocaba su piano de cola y un teclado eléctrico con tanta intensidad que en todo momento parecía que se iba a caer del taburete. Y su voz, su increíble voz llena de matices, de tonos agudos y graves,  su versión de Eleanor Ridgby de los Beatles, y Georgia on my mind… el silencio reverencial que se hizo con aquella canción entre el público fue tal que no recuerdo haberlo sentido antes y después en otro concierto, y he estado en algunos muy buenos. Supe que esa canción la hizo para resarcirse por la prohibición que tenía de tocar en aquel lugar por negarse a cantar en locales segregados.

Señor Ray Charles, gracias por aquel concierto y por todos los buenos momentos que me ha dado su música.

Me enteré de su fallecimiento estando solo en un ciber y no pude evitar al salir de allí decírselo a los primeros que pasaban. Por suerte entendieron que fue una pérdida irremplazable y empatizaron conmigo. Sólo le diré que siempre lo tendré ‘’in my mind’’

 .