LO EVIDENTE NO ES TAN EVIDENTE.

Publicado: 13 diciembre, 2009 en Sensaciones

Lo importante es casi siempre algo que se presenta
como poco importante. Esa contradicción obedece a que lo más difícil de ver es
a veces lo que tienes delante de tus narices sin enterarte. Ciertamente es de
idiota mirar el dedo y no lo que señala, pero no es menos idiota no interesarte
por lo que mueve a alguien a señalar lo que señala. Es tan importante en el
signo su significado como su sentido. Nada se mueve si antes no hay una causa
tras ese movimiento. La guerra es algo tan aborrecible como lo que la produce.
La violencia también. Mas lo que la produce queda en un segundo plano encandilado por la explicitez de su consecuencia. Por ejemplo, todo el mundo conoce el terror revolucionario francés o ruso, pero parece olvidarse que fue la consecuencia de siglos de miseria, de desigualdad y de guerras carniceras consideradas ”normales” pero con miles de muertos.

La violencia forma parte del poder igual que la
guerra. Y el poder como la violencia como bien demostró el filósofo francés
Foucault está en todas partes. Está en el lenguaje, sobre todo en el lenguaje,
algo tan aparentemente inofensivo como el lenguaje y que sin embargo es todo lo
contrario.

http://es.wikipedia.org/wiki/Michel_Foucault

Anuncios

SEÑOR RAY CHARLES ROBINSON

Publicado: 3 diciembre, 2009 en Música

Señor  Ray Charles:

Si hay algo de lo que me siento orgulloso en mi vida es sin duda haber ido a uno de sus conciertos porque todo el rato fui consciente que escuchaba y veía  a uno de los grandes. Recuerdo que fue toda una aventura. Hacer autostop yo sólo sin ser siquiera un quinceñero. No tener ni un céntimo para la entrada. Que una pareja que se marchaba porque  no le gustaba el grupo telonero me regalara una entrada y también al único otro que andaba allí conforme al menos con escuchar algo. Cuando después de escuchar unos temas de su ‘’Big Band’’ vestida de impecable blanco lo presentaron de forma tan espectacular y apareció agarrado del brazo de otro ¡Casi me salió el corazón por la boca de la emoción! Tocaba su piano de cola y un teclado eléctrico con tanta intensidad que en todo momento parecía que se iba a caer del taburete. Y su voz, su increíble voz llena de matices, de tonos agudos y graves,  su versión de Eleanor Ridgby de los Beatles, y Georgia on my mind… el silencio reverencial que se hizo con aquella canción entre el público fue tal que no recuerdo haberlo sentido antes y después en otro concierto, y he estado en algunos muy buenos. Supe que esa canción la hizo para resarcirse por la prohibición que tenía de tocar en aquel lugar por negarse a cantar en locales segregados.

Señor Ray Charles, gracias por aquel concierto y por todos los buenos momentos que me ha dado su música.

Me enteré de su fallecimiento estando solo en un ciber y no pude evitar al salir de allí decírselo a los primeros que pasaban. Por suerte entendieron que fue una pérdida irremplazable y empatizaron conmigo. Sólo le diré que siempre lo tendré ‘’in my mind’’

 .

ESTATUA DE SAL

Publicado: 30 noviembre, 2009 en Sin categoría

Tengo una amiga anarquista, pero anarquista de sindicato, de hermanos anarquistas y amigos anarquistas. Nos vemos poco, realmente muy poco. Casi siempre en algún concierto o manifestación. Las pocas veces que hemos coincidido le han servido para  construir una idea sobre mí absolutamente cerrada a posibilidades. Dentro de esa idea (al menos la parte que conozco porque me la comentó) está que soy un tipo que nunca baila y sólo habla con éste y aquel, o sea, que soy un tipo absolutamente frío y poco emocional porque me ha visto en esa disposición las veces que me ha visto. Como no tengo que demostrar nada a nadie, y menos a ella, resultaría absurdo explicarle que si no me ha visto bailar es sólo porque en esos conciertos no me ha salido del… pero que si me saliera eso, o lo que fuera, lo haría, y lo he hecho. Y eso que bailo peor que un perro cojo pero cada vez más la palabra ridículo me parece ridícula. El hecho de que ella me vea así, y yo a ella de ninguna forma, salvo de anarquista pero porque es casi como si lo llevara escrito en la solapa, me muestra a mí mismo que no soy igual y me alegra. Que no ando ( o intento,) con miedos por la vida y por eso no me creo ideas cerradas sobre los demás, y menos creyéndolos conocer del todo por tener más información sobre alguien. Aunque cada vez me interesa menos esa ‘’información’’ pues nunca he tenido ni vocación de policía, ni de empresario, ni de prejuicioso.  Además el tiempo te da conocimiento para descubrir que muchas posturas aparentemente serias no son más que apariencias vacuas sin contenido alguno. Sólo veo que para algunos anarquistas como mi amiga y otros ‘’libertarios’’ he sido demasiado comunista o simplemente raro, para algunos comunistas demasiado anarquista, o en otros aspectos demasiado o poco de  lo que  algunos consideran ‘’conveniente’’ (¡qué chiste!). Y me encanta ser demasiado esto o muy poco lo otro, aunque el precio sea a veces la soledad y la desconfianza. Los autoconsiderados, muchas veces inconscientemente, portavoces o dignos representantes de algo inquebrantable,  se suelen construir una cárcel de supuesta seguridad, supuesta, porque si la tuvieran no reaccionarían así con los demás.  Lo gracioso es que en el caso de los que se dicen marxistas su cárcel sea tan poco dialéctica, es decir, paradójicamente tan poco marxista.

A lo largo de mi vida he visto tantos seguros de sí mismos traicionar esos ideales que tan fanáticamente decían defender, o incluso volverse fanáticos de lo que en un principio les parecía el incuestionable enemigo, que veo pocas diferencias ya entre fanatismos se llamen como se quieran llamar. Y sobre todo uno que en apariencia (otra apariencia engañosa) no lo es como el nihilismo. Los que dicen no creer en nada luego suelen encubrir mayores estúpidas creencias. Y tenía razón Cherteston cuando decía, porque era un conservador, que si dios había muerto era porque ahora se creía en cualquier tontería. Y en última instancia las más importantes decisiones que tomamos, una de ellas nuestras creencias o criterios, no son racionales sino obedecen a miedos y emociones no racionales. Recuerdo un compañero de clase posmoderno y cínico que se burlaba de mí (según él) por excesivo politicismo. Viajó un verano a San Sebastián, tuvo una romance con una abertxale (nacionalista vasca), y al regresar lo que me reprochaba era mi poco politicismo y apoyo en su nuevo lenguaje aprendido ‘’ a la lucha del pueblo de euskalerría’’…

Me alegra  poder aprender lecciones observando a los demás y no repitiendo comportamientos que considero equivocados. Me alegra porque no es lo común. Y aunque mi órgano más pecaminoso siga siendo la lengua debido a la adquisición de malas costumbres a veces hasta irracionales, intento evitarlo, y no mirar atrás como hizo la esposa de Lot cuando miró a Sodoma la ciudad pecadora y se convirtió en estatua de sal. Ni quiero ser una estatua de sal ni quiero ver a los demás como si lo fueran.

  http://es.wikipedia.org/wiki/Lot_%28b%C3%ADblico%29

 

 

ESOS MOMENTOS.

Publicado: 24 noviembre, 2009 en Sin categoría
Hay momentos en que no se puede hacer otra cosa que dejar que pasen por mucho que no gusten… Seria perfecto que en esos momentos alguien por algún lado dejara escuchar este hermoso tema de los Beatles: 

EL TIEMPO QUE NOS TOCó VIVIR.

Publicado: 29 octubre, 2009 en Sin categoría
En la Argentina lo que no robó el peronista Menem al estado lo han robado los peronistas Kitcthner marido y ahora esposa. No es ningún secreto que la familia ha aumentado su fortuna de poco para acá de una manera más que considerable y sospechosa. Los periódicos que los han criticado ya no podrán con una ley de prensa aprobada recientemente. La población que en algunos lugares sufre hasta de desnutrición saquea los supermercados.
Resultado social de todo ello además de la miseria:
en una de las últimas elecciones quedan en la segunda vuelta Menem y Kitchner. Y con el argumento cada vez más sospechoso de ”todos son unos ladrones” se vota a los ladrones conocidos del peronismo que allí para más de uno es una religión, que como todas, o diría incluso más que todas, es un opio del pueblo.

A nivel global los banqueros y especuladores, sobre todo los españoles, se siguen enriqueciendo después de provocar una de las más grandes crisis económicas del capitalismo moderno. Los estados les ayudan con importantes inyecciones de liquidez (dinero de los impuestos). Como han tenido, siguen teniendo, y les han dejado tener, un importante peso social, su crisis la van a pagar sobre todo los sectores más desfavorecidos de ésta, pero no sólo estos.
Resultado de ello:
la gente, incluso de extracción popular baja, sigue haciendo colas para comprarse los billetes de abono del equipo de futbol de turno. Manifestándose por tonterías como que ese equipo gane un partido. Y cuando llegan las elecciones se vota a los dos partidos mayoritarios que no son más que partidos que van a seguir beneficiando a esos banqueros y arruinándolos a ellos.
Tenía razón Marcuse, este modelo social ha conseguido crear seres humanos unidimensionales, acríticos, pero en lo único que se equivocó tal vez porque lo veía exagerado, es que incluso lo logra con los sectores más marginales. Recuerda al personaje de la peli de los Monty Pyton ”la vida de Brian” que aún estando en una mazmorra de lo más sórdida lo ve como algo justificado. O a esos condenados a muerte en el corredor que dicen estar a favor de la pena capital salvo que no en su caso. Quiero pensar que sólo es un problema de falta de referencias, falta de organización o simplemente ignorancia. 
  La ”izquierda peronista”… no me hagas reir!!!!!

LA PREPOTENCIA.

Publicado: 27 octubre, 2009 en Sin categoría
La prepotencia es una defensa, o diría mejor, una aparente defensa ante lo externo. Una coraza inútil que termina por adherirse al cuerpo de tal forma que llega un momento de no saberse distinguir la coraza del verdadero rostro, del verdadero cuerpo. Esa coraza inmensa ha pasado a convertirse en personalidad. ”Persona" significa máscara en latín, pero esa personalidad es más que una máscara, por eso la llamo coraza. Es una cárcel autoimpuesta y por eso la peor de las cárceles, pues se han comido la llave pero ni siquiera se ha digerido bien. Se encuentra en el estómago y las tripas produciendo úlceras sangrantes.
El sobrado, es decir el propotente o la prepotente porque no conoce de géneros ni dudas, o dice no conocerlos más bien, no es capaz de mirar a los otros sin temerlos, ni siquiera a sí mismo, sin construir una fortaleza de cartón piedra. No es capaz de admitir su desnuda e imprescindible miseria.
Cuando puede sentir se re-siente. Cuando puede amar se distancia. Se clava solitario sobre su promontorio de  excrementos
personales, y allí se va hundiendo hasta que le llegan al cuello, y es entonces, sólo entonces, cuando pide auxilio. Pero tal vez ya es demasiado tarde.

MIS PESADILLAS.

Publicado: 26 octubre, 2009 en PESADILLAS
Contaré aquí algunas de mis pesadillas recurrentes:
I pesadilla
Aparezco en un espacio oscuro donde alguien con una voz  indefinible me dice que tengo que pasar a otra sala y sentarme. Al hacerlo, me veo rodeado por completo de un muchedumbre de personas, tan unidas unas a otras que no veo ningún espacio libre de cuerpos. Se apaga de nuevo la luz, y los siento alrededor: siento sus miradas, sus gestos, sus respiraciones, puedo hasta olerlos, pero no los veo. La sensación que experimento es de  tal absoluto miedo  que tiemblo y mis dientes chirrían. Pero en cambio no me salen las lágrimas por ese mismo miedo interno; tengo miedo sobre todo de expresar el miedo. Lo cual lo aumenta de forma cada vez más desagradable hasta que despierto sobresaltado. De pequeño cuando tenía esta pesadilla meaba la cama, por suerte ya no. Es una pesadilla reiterativa muy fácil de interpretar porque soy un antropófobo, que no antropófago que es caníbal, ni tampoco misántropo, que es odiar a las personas. No las odio, las temo que es otra cosa.  Lo que sigo sin entender es por qué siempre es la misma pesadilla y jamás varía un ápice. Ni tampoco por qué después de tantas veces sigo entrando en la sala cuando sé perfectamente lo que me espera…